Latest Entries »

Lo que no será

Te dibujé una, dos y tres veces,

Te intenté olvidar otras tres más,

Entonces escribí sobre ti,

Pensando que de esa manera todo pasaría,

Pero, como una luz segadora vuelves nuevamente,

Y ojala te fueras ya.

Ahora  se que te llevaré conmigo,

Como llevo todas las cosas que no fueron.

De Viaje

“Traveling is like flirting with life. It’s like saying, I would stay and love you, but I have to go; this is my station.’”

Lisa St. Aubin de Teran

To travel image by ~yoyo941

To travel imagen por ~yoyo941

En otro tiempo

En mi casa.

En mi casa me quito el reloj y el tiempo se hace diferente.

Aquí transcurre lento.

-Sin prisa.

Tan lento que parece que cuando no lo veo se detiene.

Pero, nunca puedo atraparlo cuando las manecillas se congelan.

Así que no lo miro más, para así seducirlo.

Sonrió porque no cae en mi trampa.

Y sonrió otra vez.

– esta vez por una razón diferente.

Esta casa está sola.

-No vacía.

El silencio y los objetos empolvados me recuerdan que no hay olvido.

Mi abuelo me contó de todos esos demonios.

Esos demonios que te susurran los domingos por la tarde.

Así que salgo a la calle. Tal vez de viaje.

Aunque camino sin maleta.

Con un rumbo fijo.

-Que sin embargo desconozco.

Dispuesto a todo.

-Abrigado.

Siempre a paso firme. Orgulloso.

Sonrió a una bella dama, que corresponde con su sonrisa.

Sigo mi camino hasta que cae la lluvia.

Salto en los charcos.

Y por no tener sombrilla entro a un bar.

-Con aspecto de cantina.

No queda lejos.

A un par de whiskys del inicio.

Aquí nada duele.

Como si fuera mi casa el tiempo es mío.

-Por diferentes razones.

Aquí el reloj está roto así que todos somos atemporales.

De otras épocas.

-Soy feliz

Ella de cabellos negros me sugiere que nos conozcamos mientras bailamos un tango.

-A contraluz.

Nuevamente sonrío.

Con complicidad y esta vez a contraluz.

Imagen por ~Panka2009

Image by ~Panka2009

Mirada

Mirada

 

Las miradas frías ya no me derriten, pero la tuya me está complicando el proceder. Entre más difícil te haces más te quiero tener. Tu mirada también desvela pasión y aunque fría por temor, te encuentras buscando un nuevo amor.

 

Ven y besame, besame a mi, que tus labios y los míos atrapados en deseo voraz pueden lograr lo que aún no estaba escrito.

 

Me encantan tus labios rojos.

 

Imagen por ~MCarmenMK
Image by ~MCarmenMK

Recorriendo la vida descubrí que lo que no puede hacerte daño no te puede hacer feliz y a mayor medida de dolor más grande es la felicidad cuando se consigue. Y es que nadie nos contó, pero, a la vez descubrimos que nos encanta ese dolor y entonces descubrimos que en el dolor siempre hay un poco de placer; ahí está la formula: a mayor dolor, mayor es el placer.

En un momento de reflexión retorcida puede que creí que deberíamos ir por ahí repartiendo y recibiendo dolor para hacer felices a las personas y me alejé de ello, pero, me di cuenta que es algo que no controlamos, la vida se encarga de darte por medio de la gente el dolor que tu puedes dar, lo cual a veces es más cruel, pero, digamos que mantiene el equilibrio ya que la gente siempre carga dolor para dar y es el mismo dolor que pueden soportar.

Entonces vi que todo tenía que ver con el dolor, al parecer a la gente le gusta ese dolor y ese placer que trae, el placer proveniente del dolor se vuelve el más exquisito de saborear porque trae consigo la satisfacción del esfuerzo, lo cual aunque parezca locura, no lo es del todo.

Ante la tristeza que plantea el panorama decidí cerrarme, alejarme de todo ese placer oculto y resistirme al amor, viviendo sólo enamoramientos y placeres sexuales; ahí es cuando el deseo de amar y ser amado se hace más fuerte y llegas a una verdad más clara, mucho más clara como si se tratara de un mensaje de un ser superior. Cerrarse ante el dolor es una negación ante tu esencia de ser humano. Es preferible permanecer con el corazón herido que con el corazón cerrado, tocar la herida una y otra vez para que así pueda entrar el amor, el ser humano no puede alejar se del amor, es imposible, somos y fuimos creados por él y así como debemos estar abiertos para recibirlo debemos tener la habilidad de transmitir amor de ese lugar aunque duela y de igual manera que con el dolor debes conocer el límite de cuando puedes dar y recibir.

Y es por todo eso que cuando te cierras ante el amor te das cuenta que la piel guarda memorias del dolor pasado y cuando crees que has olvidado ese amor pasado alguien pasa con su mismo perfume y revive todas esas pasiones atrapadas que ahora salen con más fuerza, casi igual que el primer día, por eso también los domingos te acuerdas de las personas que quisiste y en la playa cuando miras al horizonte casi puedes sentir como el viento te susurra su nombre.

Así que sonríe y date cuenta que es de mala educación no amar, ver una estrella fugaz y no desearlos y por eso a mí se me hace tan fácil querer a una mujer difícil, por eso me encantan esas miradas coquetas que las mujeres me lanzan en los lugares más mundanos y amo el hecho de no poder evitarlas y moverme a iniciar una nueva charla.

Imagen Eros y Psique de Cánova

18 de marzo, casi empezaban a brotar las flores y todo tomaba vida nuevamente, pero, la primavera había llegado antes para mi y para ella, ahora todo ésto descansa en el olvido de mi alma y tal vez en la suya.

Viernes en la noche, día de venus, la diosa de la belleza y el amor se encontrada atrapada en su cuerpo y su feminidad, era toda ella, toda ante mis ojos, fue luz y oscuridad, amor y castigo.

Nos amamos en un hotel X, en una calle Y y en una ciudad cualquiera, pero, esa calle X y ese hotel Y o como quieran llamarle fue nuestro y sigue sonrojandose al ver a cualquiera de los dos pasar, nos amamos, nos amamos como sólo los enamorados saben hacerlo y todo hasta que cayó la madrugada, nos amamos una y otra vez, mientras su vientre desataba una danza que contenía todo lo que la palabra erotísmo significa, era pecado, era delito, era seducción y a la vez bendición, gloria, era ver al mismo Dios, llegar al cielo y querer volver a la tierra para presenciar aquella faena de la piel y de la mente.

Ella cuyo nombre no puedo mencionar yacía boca abajo desnuda en la cama de ese hotel. Las sábanas eran blancas y su piel bronceada, me invitaba a amarla cada vez más, llenando cada parte de mi ser. Se había dormido, estaba exhausta y yo me quedé contemplando su rostro mientras hacía un espacio en mi memoria. La contemplaba de cerca, mientras mi mano buscó su piel y mis labios los suyos.

En la quietud de la noche, la inquietud de nuestras carnes se gritaban amor puro sin importar el frío que hacía afuera, ella tembló y yo también, culpamos al invierno aunque nuestro amor fue el que nos llevó a tales rumbos.

Y nos dormimos entre sábanas blancas, la abrazé mientras sentía su calido cuerpo junto al mío, me sentí el hombre más afortunado, completo y seguro de sí, la miré a los ojos, llené de caricias su cara y en ese momento ella ya me poseía, desde esa noche todas mis vidas y reencarnaciones huelen a ella, a su escencia, a su perfume de chanel.

Abrazada a mi descansaba boca arriba y con total ingenuidad me preguntó si la amaba, cuando ya sabía que de mi todo era ella y viceversa. Sí, sí la amo, y no tengo miedo de ello; pero, ella sí, ella sí teme, teme como un corazón teme cuando ha sido dañado, cuando ha sido roto. Ella no es culpable, tal vez fui muy idiota o muy ingenuo, pero, en besos le dejé más que mi ser, más que mi amor y en mi piel quedó grabado su nombre, en mis manos sus sueños, en mi corazón su amor, en mi mente sus deseos y en mi voz sus temores.

Y lo pienso una y otra vez, aunque ya se fue me quedé con ella, lo juro, me quedé con ella, aún sigo ahí, en su sangre, en su pecho, ya no soy mio sino de ella, del whisky que me consume y de la demencia que me persigue.

Aprendí

Aprendí que el deseo y la pasión no se extinguen y queriendolas quemar terminan por encenderse más. Entendí que la gente no siempre cumple sus promesas, mienten, huyen, no luchan, sienten poco, escuchan menos, pasan por la vida pero, sin vivirla y se alejan, desearla nunca me desquició tanto como aquella tarde en la que se alejó.

Me hizo preguntarme todo lo que puedan imaginarse y aprendí que amar siempre ha dolido, duele tanto, pero, tiene ese no se qué, que a la vez te envuelve y te lleva por los causes de todos sus ríos de placer.

Nos miramos más tiempo que el que estuvimos haciendo el amor, la miraba como sabiendo que no sería para siempre y quería guardar cada detalle de ella en mi mente y lo hice bien, aún recuerdo el negro de su cabello, lo profundo de su mirar, su ropa cayendo delicadamente por su cuerpo casi acariciandola como yo supe hacerlo, era mayor que yo, con una feminidad exitante, piel viva y bronceada; recuerdo el apuro de sus pechos, lo desconocido de su sonrisa, su piel provocandome y su caminar, ese caminar, la altivez de su andar con sus caderas moviendose de un lado a otro mientras con cada paso extinguía sus miedos y sólo eso bastaba para encender los míos.

Aprendí también que el amor habla con miradas y que los besos son poemas recitados sin sonidos, pero, he llegado a creer que tener el corazón roto está de moda y que todos fingen vivir teniendolo en una sola pieza, pero, está roto en tantos pedazos que a veces no sabemos que parte es la que los otros conocieron de nosotros.

Pero, lo que sin duda aprendí es que tengo una penitencia sin fin que me condena, tal vez porque dejarte ir merece pena de muerte o porque no saber dar una despedida merece un cruel castigo, ese castigo del beso que falto por dar y que el sexo con cientos de cuerpos desnudos no pudo llenar.

¿Debería buscarlos?

Dreams

Creo que perdí unos sueños por debajo de la cama…

Se cayeron mientras dormía.

¿Debería buscarlos?

Imagen por *jerry8448
Image by *jerry8448

Los amantes - Rene Magritte

No volveré a querer tanto y no volveré a dejar de querer…

Creo que en el amor lo importante no es amar desmesuradamente, sino amar para siempre.

Perderte

Trasladar el sentimiento al papel,

Es difícil si ya no siento el tacto de tu piel,

No se si escribir estos versos sirva de algo,

Pero, aunque no valga la pena,

No puedo mantener dentro esta condena,

Todas las palabras que te quiero decir,

Se destruyen en mi voz vida mía.

No se si te perdí por haberme creído que eras mía,

Y ya no sé como cerrar estas heridas,

Queman dentro de mi y  te recuerdo noche y día,

Por no dejarme llevar por lo que sentía,

Ahora las lagrimas son mías,

Esa voz dentro de mi me lo decía.

La vida ya no es igual si no estás conmigo,

Y cuento los minutos sin tu abrigo,

Pero, que te puedo decir,

Si no se de que hablar,

Si las espinas han dañado mi corazón,

Esperando tus besos y tu amor,

Esperando esa melodía.